Le dijeron que era “SOLO UNA ENFERMERA”. ¡Su respuesta es INCREIBLE!

Ser enfermera no es fácil mucho menos es ser médico, tienen la vida de otro ser humano en sus manos.

Por lo tanto este trabajo requiere de mucha responsabilidad, para este trabajo se requiere de vocación, como todo habrá personas que no lo hagan con pasión pero en cambio otros dan su vida por ese trabajo.

Esta historia se trata de Caitlin la cual es una enfermera por vocación que ama su trabajo, es más daría la vida. Ella hace poco tiempo estaba comprando en un supermercado se encontró con una ex compañera y cuando la vio con ropa de enfermera la menosprecio.

Caitlin cuando escucho esos comentarios tan despectivos lo único que hizo fue sonreír, por dentro moría del coraje y pero decidió quedarse callada, y cuando llego a casa publico en sus redes sociales lo siguiente:

¨Soy sólo una enfermera¨. Mi jornada por fin ha terminado, ha sido muy pesada y aun así he tenido que hacer algunas vueltas al salir del hospital, portando orgullosamente mi ordinario uniforme de enfermera.

Entre mis vueltas estaba hacer el super, allí me encontré con una ex compañera con quien hace mucho no tenía contacto y jamás me había visto con el uniforme, al verme se sorprendió y dijo que no sabía que fuese ¨sólo una enfermera¨, no puedo haberme equivocado, ella lo dijo en tono burlón pero callé lo que le hubiese querido responder.
Cuando ella dijo eso le afectaron sus fibras más sensibles y es que yo he ayudado a muchas mujeres a dar a luz, incluso he ayudado a esos bebés a respirar por primera vez. He sostenido las manos de muchos pacientes que a pesar de luchar, han tenido que abandonar este mundo, he limpiado las lágrimas de sus familiares y he dado apoyo y consuelo pero aun así.

Soy la voz de mis pacientes en un sistema de salud que no siempre pone en primer lugar  las necesidades de estos y aunque ellos confían total. A diario me pierdo de eventos importantes y fechas especiales de aquellos que más amo por cuidar a aquellos que tú más amas.

Soy capaz de controlar un paro cardíaco en un recién nacido, un joven o un adulto, y sin embargo, sólo soy una enfermera.

Tengo el conocimiento, la preparación, los estudios y la experiencia para salvar vidas, así que si eso me hace ser ¨sólo una enfermera¨, no saben lo orgullosa que me siento de ser una enfermera.

Cuéntanos qué opinas y comparte con tus amigos de Facebook.